¿Es usted un inquilino que tiene pagos de alquiler atrasados debido al COVID-19? ¿O es un arrendador cuyos inquilinos necesitan ayuda para recuperarse? Si es así, usted podría sacar provecho del Programa de Vivienda conocido como Safe Harbor (“Puerto Seguro”).

El Programa de Vivienda Safe Harbor es una iniciativa para evitar el desalojo de viviendas, la cual fue diseñada para ayudar a los arrendadores e inquilinos de Rhode Island a resolver las disputas por alquileres atrasados ​​o por falta de pago, sin tener que pasar por el proceso judicial tradicional.

Si usted es un inquilino o un arrendador, puede presentar su solicitud enviando la Solicitud para Inquilinos o la Solicitud para Arrendadores, las cuales se encuentran en la parte inferior de esta página. Pero primero, siga leyendo para ver si usted califica.

¿Qué ofrece el programa?

Para los hogares que califican, Safe Harbor puede ayudar con hasta seis meses de atraso en alquileres acumulados a partir del 1 de marzo de 2020.

También pudiera haber servicios legales disponibles para aquellos inquilinos que no cuentan con representación de un abogado.

¿Quién califica?

La ayuda está disponible para los inquilinos con ingresos elegibles que estén pasando por dificultades financieras debido a la emergencia del COVID-19 y que, como resultado, estén en riesgo de ser desalojados de sus viviendas. Los arrendadores pueden iniciar el proceso de solicitud en nombre de los inquilinos que ellos creen que son elegibles.

Para recibir asistencia, los inquilinos deben cumplir con los siguientes criterios:

  • El hogar debe tener unos ingresos de 80% o menos del Ingreso Mediano del Área, ajustado de acuerdo al número de personas que conforman la familia; y
  • El hogar debe estar en mora debido a dificultades financieras causadas por la emergencia del COVID-19.
Límites de 80% de los Ingresos Medianos del Área para el año fiscal 2020Barrington, Bristol, Burrillville, Central Falls, Charlestown, Coventry, Cranston, Cumberland, East Greenwich, East Providence, Exeter, Foster, Glocester, Jamestown, Johnston, Lincoln, Little Compton, Narragansett, North Kingstown, North Providence, North Smithfield, Pawtucket, Providence, Richmond, Scituate, Smithfield, South Kingstown, Tiverton, Warren, Warwick, West Greenwich, West Warwick, WoonsocketWesterly, Hopkinton y New ShorehamNewport, Portsmouth y Middletown
1 persona$48,750$50,050$54,950
2 personas$55,700$57,200$62,800
3 personas$62,650$64,350$70,650
4 personas$69,600$71,500$78,500
5 personas$75,200$77,250$84,800
6 personas$80,750$82,950$91,100
7 personas$86,350$88,700$97,350
8 personas$91,900$94,400$103,650

Para participar en el Programa de Vivienda Safe Harbor, los arrendadores no necesitan presentar una queja de desalojo contra un inquilino. Sin embargo, si usted ya ha presentado una queja contra un inquilino con quien ahora desea participar en Safe Harbor, el personal del programa trabajará con usted para resolver tanto un acuerdo de pago como la queja que ya ha presentado.

Cómo aplicar

Los inquilinos y arrendadores interesados deben llamar al 211 o completar los formularios en línea que se encuentran a continuación, para comenzar el proceso de selección y solicitud.

Preguntas frecuentes

¿Qué cuenta como un “hogar”?

Un hogar incluye a cualquier individuo o grupo de individuos que comparten un espacio de vivienda en calidad de alquiler.

¿Qué cuenta como una dificultad financiera elegible?

Los inquilinos pueden pasar por dificultades financieras debido a la emergencia del COVID-19 por una serie de razones. Los miembros del hogar pueden haber sido despedidos, su trabajo puede haber sido terminado, pueden haber perdido sus salarios o ingresos comerciales, o es posible que no hayan podido regresar al trabajo debido a la cuarentena o porque no cuentan con servicios de guardería. Los inquilinos con ingresos fijos también pueden haber pasado por un incremento en los gastos del hogar a causa de esta emergencia. Todas estas son maneras de dificultades financieras que califican.

Los solicitantes deben preparar una breve explicación de cómo su situación fue causada o empeorada, debido a la emergencia del COVID-19.

¿Cómo calculo los ingresos de mi hogar?

Calcule los ingresos de su hogar sumando lo siguiente para todos los miembros del hogar que sean mayores de dieciocho años:

  • Ingresos brutos de empleo, incluidos sueldos, salarios, pago de horas extra, comisiones, tarifas, propinas y bonificaciones;
  • Beneficios de desempleo y cualquier otro pago en lugar de ganancias (Seguro Social, Ingreso por Incapacidad del Seguro Social, compensación de trabajadores, indemnización por despido);
  • Ingresos netos de una empresa o profesión;
  • Asignaciones periódicas, como pensión alimenticia y manutención de los hijos; y
  • Beneficios de RI Works.

¿Cuántas veces puedo introducir una solicitud?

Debido a la disponibilidad limitada de fondos, un inquilino solamente puede participar una vez en el programa, y un arrendador puede participar en cada caso que involucre a un inquilino único.

Soy un inquilino. ¿Qué documentos debo preparar para mi solicitud?

Al momento de introducir la solicitud, deberá contar con los siguientes documentos:

  • Un contrato de arrendamiento actual u otra prueba de residencia, tal como una factura reciente de servicios públicos
  • Evidencia de los ingresos del hogar, como extractos bancarios recientes, talones de pago o una carta de adjudicación de beneficios
  • Si corresponde: copia de la queja de desalojo y citación

Soy un arrendador. ¿Qué documentos debo preparar para mi solicitud?

Al momento de introducir la solicitud, deberá contar con los siguientes documentos:

  • Formulario W-9 debidamente completado
  • Evidencia del alquiler adeudado, como avisos de demanda, extractos bancarios, informes de administración de propiedades u otra correspondencia por escrito
  • Si corresponde: copia del contrato de arrendamiento actual
  • Si corresponde: copia de la queja de desalojo y citación
  • Si corresponde: contrato de la empresa administradora con el propietario